Narciso Ibáñez Menta

Narciso Ibáñez Menta (Sama de Langreo, 25 de agosto de 1912 – Madrid, 15 de mayo de 2004) fue actor y director teatral español. Reconocido como una leyenda del terror en los países de habla hispana, especialmente en Argentina, Uruguay y España.

Narciso Ibáñez Menta actor Sama de Langreo

Nació en Sama de Langreo (Asturias), el 25 de agosto de 1912 y era hijo de artistas líricos.

Con tan solo ocho días hizo su primera aparición en escena en brazos de la actriz Carola Ferrando. Durante su infancia viajó siempre junto a sus padres por España e Hispanoamérica para asentarse en Buenos Aires, donde se hizo famoso con el nombre de “Narcisín” y gozó de gran aprecio del público argentino entre 1919 y 1923 con obras como El pibe del corralón, El príncipe Cañamón, Meu Fillo!! y El niño de río Tinto, entre otras.

En 1934 se casó en Buenos Aires con la actriz argentina Pepita Serrador, con la que tuvo un único hijo, Narciso Ibáñez Serrador, actor, dramaturgo y director de programas de televisión, con el que colaboró en numerosas ocasiones.

 

Aunque Narciso Ibáñez Menta se hizo popular por sus interpretaciones en el género de terror, sobre todo a partir de la colaboración con su hijo en algunas series de televisión, su trayectoria profesional fue amplia y completa.

En sus inicios siguió los pasos líricos de sus padres, pero luego, tras afincarse en Buenos Aires, desarrolló una etapa intensa como actor y director teatral poniendo en escena obras clásicas y contemporáneas tales como Fausto de Goethe, La muerte de un viajante de Arthur Miller y Manos sucias de Jean Paul Sartre.

En 1933, en Buenos Aires, se inició en el género de terror que le iba a dar la fama, con una adaptación teatral de Doctor Jekyll y Mr. Hyde, seguida de una puesta en escena de El fantasma de la ópera.

En Argentina protagonizó 17 películas, entre ellas El que recibe las bofetadas (1947), dirigida por Boris H. Hardy, y protagonizada junto a su cuñado Juan Serrador.

En este país, Argentina, Narciso se transformaría en una leyenda del género de terror, actuando en películas como Una luz en la Ventana (1942), La Bestia debe Morir (1952), junto a Nathán Pinzón, además de Obras Maestras de Terror, en 1960, etc.

Dirigió varias obras y trabajó también como guionista de radio y televisión. Uno de sus mayores éxitos en TV fue El hombre que volvió de la muerte, en 1969, con libros de Abel Santa Cruz. Otra serie de terror en los años 80 fue El pulpo negro emitido por canal 9.

Tras su regreso a España a comienzos de los sesenta, se dedicó casi con exclusividad a la televisión donde alcanzó su máxima popularidad. No obstante, ha hecho teatro y cine.

 

Comenzó su labor en Estudio 3 de TVE interpretando distintas obras siendo algunas de las más importantes El hombre y la bestia y El asfalto, aunque la popularidad le vino de la serie Historias para no dormir dirigida por su hijo, fama que confirmaría después con ¿Es usted el asesino? dirigida por él mismo. Realizó obras de teatro universal en el ciclo “Estudio 1” de la TVE.

A la vez, y durante los años sesenta, desarrolló su actividad teatral participando en La zorra y las uvas -por la cual ganó el premio “Primer Acto” de 1964 por su interpretación de Esopo- Los físicos, El sol en el hormiguero (1966) , El proceso de Mary Dugan y Drácula (obra de teatro).

Volviendo a la televisión protagonizó en 1972 El tobogán de Jacobo Langsner junto a China Zorrilla, Inda Ledesma y Pepe Soriano, en 1974 la serie «El televisor» dirigida por su hijo y a partir de ahí su actividad profesional fue disminuyendo progresivamente. Dos años más tarde formó parte del montaje de la obra de teatro Y de Cachemira, chales, de Ana Diosdado.

En 1981 recibió el Premio Konex – Diploma al Mérito como uno de los 5 mejores Actores Dramáticos de Radio y TV de la historia en la Argentina.

En 1984 intervino en la comedia de Fernando Trueba Sal gorda, en 1989 ejerció de narrador para la serie de animación española La corona mágica y en 1991 volvió a hacer una breve aparición en televisión en la serie «Narradores».

En 1994 intervino en la serie de comedia española, Los ladrones van a la oficina, en un pequeño papel que apenas duró 5 minutos.

En Argentina, su última aparición en la televisión se produjo en la telenovela Los Herederos del Poder, emitida por Canal 9 en 1997.

Fue el primer actor en ganar un Premio Martín Fierro.

Tuvo durante muchos años como hobby la filatelia y tenía predilección por los sellos argentinos clásicos siendo un gran difusor de ese coleccionismo. Falleció el 15 de mayo del 2004 en el Hospital de Madrid cuando contaba con 91 años.