Antonio Herrero

Antonio Herrero es otra de esas personalidades que, sin ser langreano, hizo mucho por Langreo, ya que contribuyó eficazmente, prestando su valiosa ayuda, al progreso industrial y minero del municipio.

Frecuentó durante más de 30 años la cuenca de Langreo y en su casa y posesiones de Santa Ana, el opulento y prestigioso banquero de Madrid y senador del reino, pasaba largas temporadas, y allí, donde tenía importantes pertenencias mineras, era muy conocido, popular y respetado.

De su entrañable amistad con Don Antonio María Dorado y otras distinguidas personalidades del partido Judicial de Laviana se han derivado consecuencias de gran provecho y utilidad, tanto de orden económico como de otros beneficios de interés público, como cuando consiguió una importante subvención por su gran amistad con el ministro de Hacienda, Villaverde, para la anterior iglesia de Sama.